Síntomas Arquitectónicos

La voluntad de la época infringe su peso sobre el suceder del momento; son persistentemente vigentes las palabras de Ignasi de Sola Morales, esa voluntad adecúa las definiciones básicas de espacio. Si el catalán desde el inicio del milenio ya hablaba elocuentemente de conceptos como el «espacio mediático», el «no-lugar» inaugurado por Marc Augé o el ciberespacio, es porque el impacto de esa voluntad ya tenía tiempo presente.

Pasadas dos décadas, y añadiendo brevemente a la discusión de De Sola Morales, quisiera recalcar algunos síntomas específicos que he notado en arquitectura. Una ferviente tendencia, muy alentada por los avances tecnológicos a dinamizar no únicamente los flujos y los momentos en un edificio, sino que propiamente es él quien se le incita a ofrecerse tectónicamente distinto en cada nueva experiencia. El edificio no es un ser estático condicionado por estar implantado y cimentado a la tierra, sino que su naturaleza tiende a exigir más y más dinamismo para el espectador. Si las propuestas (cada vez más) fiables sobre materiales capaces de “regenerarse” son más usuales ¿qué podríamos esperar?

Aunado a esa búsqueda de movimiento, la hiper-personalización es otra tan ansiada. Si la Modernidad hablaba de poder darle un hogar a todo ser humano, ahora se quiere más y que esas viviendas puedan adaptarse a cada uno. Nótese que discutimos sobre el hogar, cuándo más de las veces esas innovaciones suelen pertenecer primero a proyectos comerciales o culturales. La casa, siguiendo a De Sola Morales, está discutiéndose en términos de un espacio mediático, tratándolo más en la medida del artefacto y las posibilidades abiertas que ofrece; cuando al mismo tiempo el ciberespacio abunda y encuentra en el hogar una tierra fértil donde proliferar.

Siendo realistas, no me parece que estas dos cuestiones hayan sido ignoradas por De Sola, al contrario de hecho. Mencionarlas ahora intenta obviarlas, alzarlas y cuestionarlas. Comprenderlas al final es la más emergente necesidad.

El Errante

Sin comentarios