Poética de los días bajo la sombra

Siéntense, experimenten la sombra. Todos recurrimos en algún momento a la lección de la sombra. En silencio debajo del árbol frescos por la brisa veraniega y la soledad de nuestra consciencia. Apoyados en un frío muro de concreto a la espera del próximo autobús. Escondidos, capucha extendida hasta su límite, de la lluvia tibia… temerosos de nosotros mismos. Ocultos en un rincón… desmontados por el temor. La sombra, la impávida sombra. Sentados, frente a frente con miedosa confianza bajo el apapacho gris de su oscuridad. Imágenes de delirios nombradas para el lector distraído que encuentre sombra y luz en alguna.

Sin comentarios