Suerte a Manos Llenas

Es meritorio hablar de la suerte… usar una palabra en tantas ocasiones no da para menos. Ante la inclemencia del tiempo, ya ha de haber pasado más de un año de cuando vi un vídeo… tan memorable ha de ser que no le he olvidado. Un canal en inglés, Veritasium… y un monólogo sobre el éxito; una fórmula infalible. Lo más loable de su causa es su sinceridad, pues curiosamente atribuyó una parte de su llamado “éxito” a la suerte.

Siguiendo el hilo del misterio, recién leí una frase de Albert Camus: “Lo dejaban todo a la suerte y la suerte no es de nadie”. El asombro de la casualidad va incluido. Encima de toda razón habita una verdad (aunque podría ser debajo ¿cómo saberlo?). Fuera de la desesperanza a la que alude Camus, de ambos casos sólo quisiera dejarles con la optimista moraleja: al reconocer a la suerte como una búsqueda, parte del trabajo diario, el éxito de lo nuestro se coloca en otro; los pragmáticos lo llamarán rentabilidad; religiosos, fe; o lógicos, casualidad… Desde una perspectiva endiosada me emociona saber que ese, esa delicada creencia es el único resquicio donde lo inesperado de la vida puede suceder… sea de quien se trate. Un respiro y oración de ingenua bondad.

El Errante

Sin comentarios